César Campos, periodista: «Ojalá muchas más personas se dieran la oportunidad de tener una experiencia transformadora con los gatos»
Home » Entrevistas  »  César Campos, periodista: «Ojalá muchas más personas se dieran la oportunidad de tener una experiencia transformadora con los gatos»
César Campos, periodista: «Ojalá muchas más personas se dieran la oportunidad de tener una experiencia transformadora con los gatos»
Por Antonio Margheriti

El conocido periodista y conductor de televisión César Campos nos habla de su experiencia con los gatos, un largo viaje de aprendizaje en el que el comunicador ha acabado vinculándose profundamente con estos animales. Luego de crear la comunidad Supergatunos, el periodista conduce TvMascotas, un programa centrado en la información y la tenencia responsable, transmitido por TV+. En esta entrevista nos cuenta parte de su historia.


¿Cómo comienza tu relación con los gatos?


Yo tenía una información errada acerca de los gatos, lo típico: que eran traicioneros, displicentes. Todo cambió cuando conocí una gatita que vivía en la parcela de Diego, mi marido. Esta gatita no estaba esterilizada, por lo que había tenido varias camadas de cachorros. Pero nosotros rescatamos a su última camada y nos los trajimos a Santiago. Nos quedamos con uno de los gatitos, lo llamamos Arturo; él venía sucio, pulgoso y como yo no tenía muchos conocimientos sobre el cuidado de los gatos, lo bañé. Y continué bañándolo. Y también lo sacaba a pasear y lo llevaba a la playa, como si fuera un perro. Cometí muchos errores de este tipo a causa de la desinformación.


¿Y cuándo te vinculaste emocionalmente con él?


El clic emocional se produjo una mañana, en mi cama. Fue así: de pronto me despierto y veo al gato mirándome y le digo: «Arturo, ¿qué haces ahí?». Y entonces noto que estoy reflejado en sus hermosos ojos y en ese momento entré en su alma. Ahí comprendí que en realidad no estaba ante un animal, sino ante otra alma y entendí muchas cosas. En ese momento dejaron de molestarme tonterías como que el gato rasguñara el sillón o dejara todo lleno de pelos. Entré en su psicología, comencé a verlo desde un enfoque distinto al antropocéntrico. Mi vida cambió.


¿Fue a raíz de esa epifanía que comenzó Supergatunos?


Fue justo durante ese período de aprendizaje. Yo estaba en Chilevisión haciendo Sabingo y Espías del amor y, como estaba atravesando ese proceso de descubrimiento, quise crear una comunidad dirigida a los amantes de los gatos, para compartir experiencias y no cometer errores como los que había cometido yo. Ese proyecto quedó almacenado. Años más tarde, cuando acabó mi contrato con el canal, decidí llevarlo a cabo y fue así que surgió la comunidad de Supergatunos.


¿Cómo fue la experiencia?


Fue muy buena, fue el comienzo de un viaje. Logramos reunir un equipo, tuvimos auspiciadores y más tarde tuvimos una pasada por Telecanal. Como te digo fue una experiencia excelente, pero lamentablemente la pandemia nos golpeó.


Pero más tarde vino un nuevo proyecto.


Sí, y es que nunca dejé de creer en el concepto de comunidad que habíamos formado. Yo seguí apostando y es por eso que surgió TvMascotas, en Telecanal, un proyecto que conserva el mismo espíritu de Supergatunos, pero que ahora incluye otras mascotas.


¿Cuál es el concepto del programa?


Principalmente la tenencia responsable. Yo entiendo la tenencia responsable como lo indica la ley, por supuesto, pero a eso le agrego el concepto de bienestar animal. ¿Y qué es el bienestar animal? Pues básicamente hacer felices a nuestros animales. Para eso debemos entrar en sus mentes, bajar de nuestro antropocentrismo, preguntarnos qué piensa el gato o el perro acerca de nosotros. Quizás él se diga: «Este ser no tiene cola, camina en dos patas, no tiene pelo, es muy raro». Solo cuando hagamos todo ese proceso de empatía comprenderemos qué es lo que ellos realmente necesitan de nosotros.


Según tu experiencia, ¿cómo podemos combatir el maltrato animal?


Debemos educar, ese es el gran paso. Ir con decisión a los colegios, a las municipalidades, ofrecer sesiones educativas, organizar talleres en los territorios, propiciar que los niños tengan contacto con los animales. Además, fortalecer las leyes, ampliarlas, pero si estas no van mano a mano con el trabajo educativo de la comunidad no avanzaremos mucho. Muchas veces los animalistas propendemos a la funa, al ataque, pero si no somos más amables en el aspecto comunicacional, puede que el animal sea considerado incluso hasta un sujeto de odio.


Recomiéndanos algún libro que gire en torno a los gatos.


Un gato callejero llamado Bob, de James Bowen, es una historia tremenda. Es un libro que toca la fibra de este cambio cultural que vivimos. Ese cambio que nos dice que los animales son parte de nuestra existencia y familia. Este libro me cambió mucho, pues demuestra como los gatos han sacado a mucha gente de la depresión y hasta de las drogas. Esta es una de las razones por las que debemos darles la categoría que merecen. Ellos no son un accesorio. Ellos cambian las vidas de las personas. Ojalá muchas más personas se dieran la oportunidad de tener una experiencia transformadora con los gatos.