Leonardo, un alimento para cada fase de nutrición de tu gato
Home » Derecho Animal  »  Leonardo, un alimento para cada fase de nutrición de tu gato
Leonardo, un alimento para cada fase de nutrición de tu gato

Los integrantes felinos de la familia también deben mantener la línea


¿Cómo cuido el peso de mi gatito?

¿Te has fijado que cuando un humano necesita cuidarse va al médico, sigue sus controles, hace deporte y come de manera equilibrada? Lo mismo deberíamos hacer con nuestros michis si nos damos cuenta que están con sobrepeso y, además, tienen poca actividad física.


No es un secreto que los gatitos son regalones y de carácter decidido, pero a su vez debemos saber otras cosas de nuestros felinos, que nos ayudarán a que estos integrantes de nuestra familia estén sanos y bien cuidados.


¿Qué come mi gato?


¿Has puesto atención al peso de tu gato? ¿Lo notas más gordito? Cuando te maúlla o se frota junto a ti, ¿corres a darle comida?


El ritmo de vida que llevamos, entre trabajo y actividades, a veces no nos permite darle todo el tiempo que quisiéramos a nuestros gatos. Les damos comida, les dejamos juguetes o tenemos sus centros de actividades, pero a la larga vemos que duermen todo el día y comienzan a engordar. En este punto, ya deberíamos estar preocupados.


El sobrepeso, como en cualquier especie, no es una característica de salud y en los gatitos trae problemas articulares, respiratorios, digestivos, a la piel o, incluso, en las vías urinarias, entre otras consecuencias.


A la hora de alimentar a nuestros gatos y elegir el alimento adecuado, ya sea húmedo o seco, debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones que nos comenta la doctora Genoveva Godoy, médico veterinario especialista en Medicina Felina de @Mundogatos: «Es muy importante saber y recordar que nuestros gatos son carnívoros estrictos. Por eso su dieta debe ser con proteína como ingrediente principal. Para verificar esta información, es muy importante leer las etiquetas de los alimentos en el orden en que aparecen los ingredientes, sabiendo que el primer, segundo y tercer ingrediente son los que vienen en mayor cantidad».


Además de esa consideración, debemos saber que el tipo de alimento también dependerá de la edad de nuestros gatitos. Es decir, en edad temprana debe ser para cachorros, luego uno para edad adulta y, finalmente, para edad madura. Esto nos ayudará a que la alimentación considere de forma especial los nutrientes que necesitan nuestros felinos según su edad.


¿Cómo come mi gato?


Por otra parte, es importante tener en cuenta que el alimento tiene una dosis según el peso y la actividad del gato. En general los gatos comen ad libitum, es decir, a libre voluntad o libre demanda de acuerdo a sus necesidades.


En la naturaleza, los gatos comen en pequeñas porciones entre 10 y 15 veces por día. No creas que eso es mucho, porque se compensa con su actividad física. Es decir, cazar, saltar, escalar árboles y descansar cuando así lo necesitan. Pero cuando no tiene actividades, el gato se aburre, duerme o simplemente tiene ansiedad por el encierro o por la ausencia de su humano compañero.


Para evitar estos ataques de ansiedad que no les permitirán controlar la cantidad de comida que ingieren, la veterinaria de @Mundogatos y especialista en felinos, Genoveva Godoy, no sugiere: «Debemos enriquecer su ambiente, recordemos que viven en ambiente tridimensional. Tenerles comederos interactivos, a través de los que generaremos desarrollo cognitivo y bajaremos el estrés, nos ayudará a que el gato sepa que tiene comida a libre disposición, pero que debe trabajar un poco para obtenerla. Así lograremos dosificar la comida de nuestro gato y lo estimularemos a llevar un ritmo más natural».


¿Cómo se mueve mi gato?


Ya sabemos qué y cómo deben comer nuestros michis. Lo que consideraremos ahora es cómo se mueven. Hay gatos muy activos y que se deben alimentar de acuerdo a ese gasto energético, como hay otros que poco a poco van ocupando más horas de su día —y noche— en dormir. En ese caso, debemos saber que, si la alimentación no acompaña al movimiento, terminaremos teniendo un gatito con sobrepeso.


El mundo de nuestros gatos está construido con todo lo que nosotros les entregamos. Somos para ellos una abundancia de recursos, como compañía, descanso y alimentación. Debemos, dentro de nuestras posibilidades, demarcarle espacios de juego, de descanso e incluso refugios aéreos en los que se puedan relajar, como cuando suben a los árboles y miran desde ahí su reino.

¿Cómo estimulamos el movimiento y la salud física de nuestros felinos? 


Las recomendaciones de la doctora Genoveva Godoy de @Mundogatos, son precisas y prácticas: «Hay que hacerles rutinas de juegos. Algunos gatos necesitan de su tutor para jugar, otros pueden hacerlo solos o con otros gatos si es que tienen compañía. Debemos probar juguetes que sean atractivos y comenzar a conocer sus gustos. Plumas, varillas con plumas, papeles arrugados, etcétera, hasta saber qué es lo que estimula más a mi gato. Es importante también rotar los juguetes. Tenemos tres juguetes para esta semana, los guardamos y sacamos otros tres para la próxima. Esto va haciendo más estimulante el tema del movimiento en nuestros felinos».


Si tomas esas recomendaciones, te asegurarás de que tu gatito tenga la mejor salud física y emocional sacando el sobrepeso y la ansiedad de su rutina.


Si quieres asegurarte de la salud de tu michi a todas sus edades, te recomendamos alimentarlos con LEONARDO®, un alimento desarrollado por nutricionistas y veterinarios con diferentes ingredientes saludables, considerando la carne seca como mayor fuente proteica e integrada con el método de cocción Thermal-Mix, el cual prepara el alimento al vapor permitiendo la mejor conservación de nutrientes, tanto en la comida seca como en las latas.


LEONARDO® es un alimento para cada fase de nutrición de tu felino, con sabor delicioso, sin colorantes, potenciadores de sabor o conservantes artificiales.